Seleccionar página
PODIO - Las 3 mejores motos custom de Old Custom Flames Galhand

PODIO: Las 3 mejores motos de Old Custom Flames

Old Custom Flames es uno de los mejores constructores españoles. Tienen el foco puesto en las Harley Davidson y un estilo muy característico con raíces de la vieja escuela. Desprenden estilo “old school” a raudales.

Ubicados en Marbella y liderados por Ricky C. López han ido, año tras año, acumulando premios por las creaciones que han ido saliendo de sus puertas.

Cuando tienes un catálogo tan especial como este es complicado escoger las tres mejores motos, por ello hemos preguntado a Ricky: “¿cuáles son las 3 motos más relevantes que has hecho?“.

Y hay algo curioso en su respuesta ya que las tres motos escogidas, cuando las miras de frente tienen un gran parecido, sin embargo al girarlas y verlas de lado, cada una de ellas tiene una personalidad distinta y muy marcada. Cada una deja patente la fuerte evolución en técnica que ha permitido a Ricky marcar una etapa y plasmar su alma en sus trabajos. Parece que con cada evolución consigue ser más transparente y fiel a sus intenciones iniciales, consiguiendo así unos resultados que seguro le hacen estar orgulloso de su trabajo. ¡Y como para no estar orgulloso!

1. «Forever Old» (Harley Davidson: Evolution)

“En esta moto se empezaba a dibujar el estilo de Ricky”

En primer lugar está una de sus primeras creaciones, la Forever Old. Se tomó como base una Sportster de 1999 y con ella Ricky recorrió los concursos y festivales españoles ganando muchos premios y asentando así su marca.

PODIO Old Custom Flames Forever Old Harley Davidson Evolution Galhand 3

En esta moto se empezaba a dibujar el estilo de Ricky: motos que recurren a lo esencial, piezas hechas a mano con técnicas de la vieja escuela, poca altura, rasgos de estilo Bobber con piezas especialmente hechas para cada moto e inserciones y detalles en metal puro sin pintar.

PODIO Old Custom Flames Forever Old Harley Davidson Evolution Galhand 4

El motor queda bien a la vista y se ha reconstruido por completo, una pintura que resalta las formas más puras, y sobre todo la rudeza de las piezas mecánicas a la vista. Al ver una Old Custom Flames debes poder saber inmediatamente que función tiene cada una de sus piezas, nada queda escondido ni disimulado.

2. «Rock and Roll» (Harley Davidson: Panhead)

“…una moto que parece que quiera funcionar a carbón”

Al ver la Rock and Roll se ve inmediatamente la evolución en técnica y la consolidación del estilo de Ricky.

Los detalles esenciales quedan resaltados con metales como el latón. Sencillez y pureza, el color de las Old Custom Flames nace de los metales pulidos que conforman la moto.

PODIO Old Custom Flames Rock and Roll Harley Davidson Panhead Galhand 3

Las elegantes líneas del chasis contrastan con el gran motor panhead quedando enmarcada con sutileza la mecánica de la moto. Poca electrónica para una moto que parece que quiera funcionar a carbón, con un estilo que nos recuerda a las primeras máquinas de vapor.

La pureza y la fuerza motriz quedan a la vista, los escapes marcan la horizontalidad y el motor el centro geométrico perfecto de la moto. La horquilla springer limita la altura y una vez más los retazos del estilo Bobber definen los neumáticos.

PODIO Old Custom Flames Rock and Roll Harley Davidson Panhead Galhand 2

Es difícil apreciarlo en las fotos, pero el cuidado y mimo puestos por Ricky C. López es exquisito. Para ver este nivel de obsesión por la belleza fíjate en la pata para arrancar la moto o en los detalles realizados artesanalmente en latón como el pomo de la palanca de cambios, los embellecedores y el depósito para el aceite.

3. «Setenta y siete» (Harley Davidson: Shovelhead)

“En esta moto se plasma la experiencia, se plasma la identidad y se plasma una carrera”

La Setenta y Siete, una de sus últimas creaciones. Al verla es inevitable empezar a imaginarse y a contar las horas invertidas, ya no a nivel de equipo o de taller como se puede pensar de otros constructores, aquí te imaginas a Ricky en su taburete, de noche y delante de la moto, solo en el taller, puliendo, pensando, tirando bocetos y rehaciendo piezas.

En esta moto se plasma la experiencia, se plasma la identidad y se plasma una carrera en la creación de piezas únicas y con una personalidad desbordante a la vez que contundente.

PODIO Old Custom Flames Setenta y Siete Harley Davidson Shovelhead Galhand 2

No hay lugar para piezas inacabadas, detalles no realizados por poco presupuesto o tiempo, ni un estilo no definido e insulso. Esta Old Custom Flames está hecha a mano como si de una joya se tratara, se ve y se nota.

Parece diseñada en el salvaje oeste por el mejor ingeniero en máquinas de vapor. Encontramos relojes sobre el depósito que nos recuerdan a aquellos que vibraban cuando la caldera estaba a punto de explotar, aunque aquí esto no pasará. El shovelhead ha sido reconstruido por completo, el elegante escape se ha hecho a mano y se ha decorado en su extremo con un anillo de latón. También la horquilla y el basculante han sido fabricados artesanalmente para esta Setenta y Siete.

PODIO Old Custom Flames Setenta y Siete Harley Davidson Shovelhead Galhand 3

En cuanto a las ruedas, el estilo Bobber vuelve al asalto y esta vez con unos fuertes neumáticos. Sin embargo en esta ocasión no se tiende a la simplificación de la moto para dejar únicamente lo esencial. Aquí vemos como el estilo de Ricky evoluciona y como comienza a enriquecer sus motos con curvas que otorgan voluoptosidad. El latón en contraste con el acero está más presente que nunca, incluso encontramos un sutil adorno que dota de volumen al siempre pequeño faro delantero.

Esta Setenta y Siete está marcando un punto de excelencia el la carrera de Ricky C. López. En sus siguientes trabajos ¿evolucionará este nuevo estilo o volverá a la pureza mecánica?

Galería de fotos

Fotos: Frankie Lüdcke